Guía completa de kokedama: ¡Hazlo tú mismo!

Los kokedamas son unas bonitas y originales plantas en bola de musgo que se originaron en Japón. Con esta técnica podemos crear un jardín vertical colgante o simplemente tener un centro de mesa verde y natural en casa. Hoy quiero compartir contigo cómo puedes hacer tu propio kokedama paso a paso, de una manera sencilla y divertida. ¡Vamos a ponernos manos a la obra!

Materiales necesarios

Para comenzar a hacer tu propio kokedama, vas a necesitar algunos materiales que seguramente tienes en casa o que puedes conseguir fácilmente en una tienda de jardinería. Necesitarás tierra especial para plantas, musgo sphagnum, hilo de pescar, una planta de tu elección (puede ser una pequeña planta de interior) y agua.

Lo primero que debes hacer es preparar la tierra especial para plantas, que debe estar húmeda pero no empapada. Asegúrate de que la tierra tenga la humedad suficiente para que se pueda moldear fácilmente en forma de bola. También debes tener en remojo el musgo sphagnum durante al menos 20 minutos para que esté lo suficientemente flexible para trabajar con él.

También te puede interesarCuidados esenciales para plantas carnívoras

Paso a paso

Una vez que tengas todos los materiales necesarios, es momento de empezar a armar tu kokedama. Comienza tomando un puñado de tierra especial para plantas y dale forma de bola, asegurándote de que quede compacta pero no demasiado apretada.

A continuación, coloca la planta en el centro de la bola de tierra y envuélvela con cuidado, presionando para que quede bien sujeta. Una vez que la planta esté bien colocada, envuelve toda la bola con el musgo sphagnum, asegurándote de que quede bien cubierta y compacta.

Añadiendo el hilo de pescar

Para mantener todo en su lugar, necesitarás utilizar el hilo de pescar. Corta un trozo de hilo lo suficientemente largo como para rodear toda la bola de musgo y hacer un lazo resistente. Envuelve el hilo alrededor del kokedama varias veces, asegurándote de que esté bien sujeto.

Una vez que hayas asegurado el musgo con el hilo, puedes cortar los extremos sobrantes y hacer un nudo resistente para colgar tu kokedama si así lo deseas. ¡Y listo! ¡Ya tienes tu propio kokedama hecho en casa!

También te puede interesarConsejos para acelerar el crecimiento de tus plantas

Cuidados del kokedama

Una vez que hayas terminado de hacer tu kokedama, es importante que sepas cómo cuidarlo para que tu planta se mantenga sana y bonita. Es importante que mantengas el musgo sphagnum húmedo, pero evitando que se encharque en agua. Riega tu kokedama regularmente, pero asegúrate de que el exceso de agua pueda drenar de manera adecuada.

Coloca tu kokedama en un lugar con luz indirecta y temperaturas agradables para que tu planta pueda crecer de forma adecuada. Recuerda que cada planta tiene sus propias necesidades específicas, así que es importante que investigues un poco sobre qué cuidados necesita tu planta en particular.

Conclusiones

Hacer tu propio kokedama en casa puede ser una actividad muy entretenida y creativa, además de ser una manera original de tener plantas en tu hogar. Con unos materiales sencillos y un poco de paciencia, puedes crear bonitos kokedamas que le darán un toque natural y fresco a cualquier rincón de tu casa. ¡Anímate a probar esta técnica japonesa y disfruta de la belleza de las plantas en bola de musgo!

También te puede interesarÁrboles de hoja caduca: variedades y características

entradas relacionadas