Locura por las margaritas y compuestas

Locos por las margaritas y otras compuestas

¡Hola a todos! Hoy quiero hablarles acerca de una de mis familias de plantas favoritas: las compuestas. Dentro de esta amplia familia de plantas, se encuentran las hermosas margaritas, unas flores que nos alegran la vista con sus brillantes colores y sus delicados pétalos. Pero las margaritas no son las únicas estrellas de la familia de las compuestas, también hay otras plantas igual de interesantes y hermosas que vale la pena conocer.

Las margaritas: belleza y diversidad

Cuando pensamos en las margaritas, lo primero que se nos viene a la mente son esas preciosas flores blancas con el centro amarillo que crecen en prados y jardines. Sin embargo, la familia de las compuestas es increíblemente diversa y las margaritas vienen en una amplia gama de colores y formas. Desde las clásicas margaritas blancas, hasta las margaritas amarillas, rosadas, rojas e incluso moradas, hay una variedad para todos los gustos. Además, las margaritas no solo se limitan a las flores grandes que todos conocemos, también hay variedades enanas que son perfectas para macetas y jardines pequeños.

También te puede interesar«Plumbago capensis: El encanto de las paredes verdes» – TABLA BLOG«Plumbago capensis: El encanto de las paredes verdes» – TABLA BLOG

Las margaritas, además de ser hermosas, son plantas muy resistentes y fáciles de cuidar. Aman la luz del sol y necesitan un suelo bien drenado para crecer sanas y fuertes. Son ideales para decorar jardines, balcones y terrazas, y su floración abundante atrae a mariposas y abejas, contribuyendo así a la biodiversidad de nuestro entorno. Sin duda, las margaritas son una excelente opción para aquellos que buscan plantas bonitas y fáciles de cuidar para embellecer sus espacios al aire libre.

Otras compuestas igual de fascinantes

Además de las margaritas, la familia de las compuestas alberga una gran variedad de plantas igual de fascinantes. Entre las más conocidas se encuentran las gérberas, conocidas por sus vibrantes colores y sus formas perfectas. Las gérberas son perfectas para arreglos florales y bouquets, y son muy apreciadas por su resistencia y durabilidad.

Otra planta que pertenece a la familia de las compuestas y que no puede faltar en nuestro jardín es el girasol. Estas enormes flores amarillas son famosas por seguir la trayectoria del sol durante el día, y nos regalan unas semillas deliciosas y nutritivas. Los girasoles son perfectos para darle un toque alegre y colorido a cualquier espacio, y son especialmente populares entre los niños por su tamaño impresionante.

Por último, no podemos dejar de mencionar a las caléndulas, unas flores muy apreciadas por su belleza y sus propiedades medicinales. Las caléndulas son muy fáciles de cultivar y sus flores en tonos anaranjados y amarillos le dan un toque especial a cualquier jardín. Además, se utilizan en la medicina natural para aliviar irritaciones de la piel y problemas digestivos, por lo que tener unas cuantas caléndulas en casa puede ser de gran ayuda.

También te puede interesarPlantas de alta altura: flores de JulioPlantas de alta altura: flores de Julio

Cómo cuidar las compuestas

Aunque las compuestas son en su mayoría plantas fáciles de cuidar, es importante seguir algunas recomendaciones para asegurar su desarrollo óptimo. En general, las compuestas prefieren la luz del sol directa, por lo que es importante ubicarlas en un lugar donde reciban al menos seis horas de sol al día. Además, es importante mantener el suelo húmedo pero no encharcado, ya que el exceso de agua puede provocar la pudrición de las raíces.

En cuanto a la fertilización, las compuestas no suelen ser muy exigentes, pero es recomendable aplicar un fertilizante balanceado cada dos semanas durante la temporada de crecimiento para asegurar un desarrollo saludable y una floración abundante. Además, es importante podar las plantas regularmente para promover un crecimiento compacto y evitar que se vuelvan leggy. Con estos cuidados básicos, nuestras compuestas se mantendrán sanas y hermosas durante todo el año.

¿Qué les parece? Las compuestas son realmente fascinantes, ¿verdad? Espero que este artículo les haya inspirado a incluir algunas de estas hermosas plantas en su jardín o balcón. ¡Hasta la próxima!

También te puede interesarPlantas Allium y Tulbaghia: Altas y DelgadasPlantas Allium y Tulbaghia: Altas y Delgadas

entradas relacionadas