Calatea cebra (Calathea zebrina) – Agromática






Calatea cebra (Calathea zebrina) – Agromática

Calatea cebra (Calathea zebrina) – Agromática

La Calatea cebra, también conocida como Calathea zebrina, es una planta ornamental de interior muy popular por sus hojas de color verde vibrante con rayas de color plateado que le dan un aspecto muy llamativo. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta hermosa planta, desde sus cuidados básicos hasta sus características más destacadas.

Características de la Calatea cebra

La Calatea zebrina es una planta perenne originaria de las selvas tropicales de América del Sur. Pertenece a la familia de las Marantáceas y se caracteriza por sus hojas alargadas y lanceoladas, de color verde intenso y con unas rayas plateadas que recorren toda su superficie, simulando la piel de una cebra. Estas hojas pueden crecer hasta alcanzar los 30 cm de longitud, lo que le confiere un aspecto exuberante y decorativo.

Además de sus hojas llamativas, la Calatea cebra produce flores pequeñas y discretas de color blanco o lila que aparecen en la primavera. Sin embargo, son las hojas las que la convierten en una planta muy apreciada por los amantes de la jardinería interior.

Cuidados de la Calatea cebra

Para mantener tu Calatea zebrina en óptimas condiciones, es importante seguir una serie de cuidados específicos que garanticen su bienestar:

  • Iluminación: La Calatea cebra prefiere la luz indirecta, por lo que es ideal colocarla en una habitación luminosa pero sin exposición directa al sol.
  • Riego: Se debe mantener el sustrato húmedo en todo momento, pero evitando el encharcamiento. Se recomienda regarla dos veces por semana en verano y una vez por semana en invierno.
  • Temperatura: La Calatea zebrina prefiere ambientes cálidos y húmedos, con temperaturas que oscilen entre los 18ºC y 24ºC.
  • Humedad: Es importante mantener un alto nivel de humedad ambiental para que la planta se sienta cómoda. Se puede pulverizar agua sobre las hojas o colocar un plato con agua cerca de la planta para aumentar la humedad.
  • Fertilización: Se puede abonar la Calatea cebra una vez al mes durante la primavera y el verano con un fertilizante líquido de composición equilibrada.

Problemas comunes de la Calatea zebrina

A pesar de ser una planta resistente, la Calatea cebra puede presentar algunos problemas si no se cuida adecuadamente. Algunos de los más comunes son:

  • Hoja marchita: Puede ser causada por falta de riego o exposición al sol directo. Asegúrate de mantener el sustrato húmedo y colocar la planta en una zona con luz difusa.
  • Manchas en las hojas: Pueden ser consecuencia de un exceso de humedad o de la presencia de hongos. Evita regar en exceso y asegúrate de que la planta tenga una buena ventilación.
  • Hoja amarilla: Puede ser un signo de exceso de agua o de falta de nutrientes. Ajusta la frecuencia de riego y fertiliza la planta según las indicaciones.

Conclusión

La Calatea cebra es una planta ornamental de interior muy atractiva y fácil de cuidar, ideal para dar un toque de frescura y color a cualquier estancia. Siguiendo los consejos de este artículo, podrás disfrutar de su belleza durante mucho tiempo y mantenerla en perfecto estado de salud.

Preguntas frecuentes sobre la Calatea cebra

¿Es la Calatea cebra tóxica para los animales domésticos?

No, la Calatea zebrina no es tóxica para perros ni gatos, por lo que es una planta segura para tener en casa si tienes mascotas.

¿Cómo puedo evitar que las hojas de mi Calatea cebra se marchiten?

Para evitar que las hojas de tu Calatea zebrina se marchiten, asegúrate de mantener el sustrato siempre húmedo y colocar la planta en un lugar con luz indirecta.