Cultivo y cuidados del cítrico calamondín







Cultivo y cuidados del cítrico calamondín

Cultivo y cuidados del cítrico calamondín

El calamondín, también conocido como naranjo enano o naranjo de las Filipinas, es un cítrico que destaca por su pequeño tamaño y su sabor agridulce. Es una planta ornamental muy popular en jardines y terrazas, pero también se puede cultivar para su consumo de frutas. En este artículo, te mostraremos cómo cultivar y cuidar el calamondín de forma adecuada.

1. Plantación del calamondín

Para plantar un calamondín, es importante elegir un lugar con una exposición soleada, protegido del viento y con un buen drenaje. Se puede plantar en macetas o directamente en el suelo, siempre y cuando se cumplan estas condiciones. La época ideal para plantar es en primavera, cuando las temperaturas ya son más cálidas.

La tierra debe ser rica en nutrientes y ligeramente ácida, por lo que se recomienda mezclar tierra de jardín con compost o turba. Asegúrate de que el hoyo de plantación sea lo suficientemente grande como para que las raíces del calamondín se desarrollen con facilidad.

2. Riego y nutrición del calamondín

El calamondín necesita un riego regular, especialmente durante los meses de calor. Se recomienda regar la planta dos o tres veces por semana, siempre evitando encharcamientos. Es importante mantener la tierra húmeda pero no mojada, ya que el exceso de agua puede causar problemas de pudrición en las raíces.

En cuanto a la nutrición, es importante abonar el calamondín cada mes con un fertilizante rico en potasio y fósforo. Esto ayudará a que la planta crezca de forma saludable y produzca frutos de mejor calidad.

3. Poda y cuidados especiales

La poda del calamondín se debe hacer una vez al año, preferiblemente en primavera, para eliminar las ramas secas y favorecer un crecimiento ordenado. Se recomienda podar la planta de forma ligera, sin llegar a eliminar más del 30% de la masa foliar.

Además, es importante proteger el calamondín de las heladas, ya que es una planta sensible a las bajas temperaturas. En caso de un cambio brusco de clima, se puede cubrir la planta con un paño o manta para protegerla.

Conclusión

En conclusión, el cultivo y cuidado del calamondín requiere de ciertos cuidados especiales, pero siguiendo las recomendaciones adecuadas, podrás disfrutar de esta planta tan especial en tu jardín o terraza. Recuerda proporcionarle el riego y la nutrición adecuados, así como una poda regular para mantenerla sana y productiva.

FAQ sobre el calamondín

¿Cuál es la mejor época para plantar un calamondín?

La mejor época para plantar un calamondín es en primavera, cuando las temperaturas ya son más cálidas y la planta puede desarrollarse con facilidad.

¿Cómo se puede proteger el calamondín de las heladas?

Para proteger el calamondín de las heladas, se recomienda cubrir la planta con un paño o manta en caso de un cambio brusco de clima.

¿Con qué frecuencia se debe regar un calamondín?

Se recomienda regar el calamondín dos o tres veces por semana, evitando encharcamientos y manteniendo la tierra húmeda pero no mojada.